LLEVO MUCHOS AÑOS MEZCLANDO Y PUEDO ASEGURAR QUE LA MEZCLA Y EL MASTERING NO HACEN MAGIA, AUNQUE SI AYUDAN A CONSEGUIR UN RESULTADO PROFESIONAL SI SE COMBINA CON UNA BUENA GRABACIÓN Y PRODUCCIÓN

Un pintor necesita un buen lienzo donde esbozar y plasmar sus ideas, una vez terminado centrarse en los detalles finales y por último fijar y proteger su lienzo con algún tipo de barníz, una buena obra no va a arreglar que su lienzo sea un mal papel arrugado, aunque ese papel quede bien, probablemente podría haberle sacado mejor partido a un buen lienzo, al igual que un barnizado y control de los últimos detalles no cambiará que tu obra sea mala.

Siempre utilizo esta analogía sobre la pintura con el sonido ya que me parece muy explicativa con el proceso de producción, mezcla y mastering, una buena producción crea un gran lienzo donde el artista dibuja los primeros bocetos a carboncillo, para luego entregárselo al técnico de mezcla, es lo que llamamos producción que engloba la composición e incluso la grabación. Es importante que la materia prima sea buena y aquí es donde entra la producción. Tanto la parte más creativa(composición) como la más técnica(grabación) deben estar muy bien logradas, de nada sirve tener el mejor tema del planeta si lo grabas con el móvil, una buena grabación es el primer pilar de un buen tema, al igual que un artista puede hacerte una obra con una brocha y pintura para la pared pero si contase con mejores herramientas podría explotar ese potencial y conseguir grandes resultados, esto es la producción, nuestro lienzo en bruto.

Aunque en todos las partes del proceso está presente tanto la parte creativa como técnica me gusta separar la mezcla a la hora de explicarla y hablar de ella como una parte más técnica, sin dejar de lado la importancia creativa en esta parte. La mezcla se trata de materializar, dar un balance a los sonidos, identificar los problemas que tiene el tema y tratar de solucionarlos, aunque la mayoría de los problemas se solucionan en la grabación, con esto quiero decir que la mezcla no hace magia, solo trata de conseguir el mejor resultado posible con los medios de los que dispone el técnico. El balance en la mezcla junto con una buena producción es más del 80% de la importancia para conseguir un sonido profesional, el uno no puede vivir sin el otro, es por ello que os invito a probar un sonido profesional. En cambio el mastering es muy distinto, cuando una canción te llega para mastering debe estar terminada, ya que este no es más que un último control de calidad, pequeñas pinceladas para pulir detalles que al mezclador se les haya pasado, un mastering no puede arreglar una mala mezcla ni una mezcla puede arreglar una mala producción, si tu entregas una canción para mastering decente si puedes pulir y sacar un tema genial el mastering, es dar un paso mas allá, pero de un tema mediocre como mucho podrá sacarse un tema aceptable en mastering.